¿Cómo funciona la bonificación en el seguro del coche?

La penalización o bonificación en el seguro del coche es un descuento o recargo que se aplica sobre el precio base de la póliza. Va en relación directa con la siniestralidad del conductor, es decir, si tenemos más siniestros pagaremos más por el seguro del coche, en cambio si no tenemos siniestros nos aplicarán una bonificación. Por lo tanto se premia una conducción responsable al mismo tiempo que se penaliza a los conductores menos rentables. Este sistema lo idearon las compañías de seguros para intentar ser justas y no tratar por igual a buenos y malos conductores.

Para llevar un control de la siniestralidad de los conductores existe un fichero, llamado SINCO, que comparten las compañías. En él está el historial de cada conductor, de modo que cualquier compañía puede saber los partes de siniestros que ha dado de responsabilidad civil.

El mecanismo funciona de tal forma que si el tomador del seguro no da ningún parte durante el año tendrá una bonificación para el año siguiente, y por el contrario si da algún parte, tendrá una penalización al siguiente año. Estos incrementos o descuentos irán en tramos de entre el 5% o 10% dependiendo de la compañía.

No todos los partes de siniestros conllevan una penalización de la compañía. Los relacionados con las coberturas de responsabilidad civil obligatoria, voluntaria y daños propios llevan penalizaciones, mientras que los relacionados con asistencia en viaje, defensa jurídica y seguro del conductor, no. En cambio los siniestros que afecten a coberturas de rotura de lunas, robo e  incendio tendrán penalizaciones o no dependiendo de la compañía aseguradora.

Sistema de Bonificación:

La bonificación en el seguro del coche como máximo podrá llegar al 45%-65% según la compañía y las coberturas contratadas, por norma general un seguro a todo riesgo tendrá una bonificación máxima superior a la de un seguro a terceros.

Dependiendo de la compañía podremos alcanzar la bonificación máxima en más o menos años, pero lo normal puede ser unos 5 o 6.

¿Nos respetarán la bonificación al cambiar de compañía? Pues esta pregunta tiene diferente respuesta dependiendo de la compañía, ya que algunas lo hacen y otras no, o algunas te mantienen la bonificación pero no aplican la misma bonificación máxima. No sólo deberemos fijarnos en la bonificación al cambiar de compañía, también es importante que comparemos el precio global, las coberturas que ofrece la nueva compañía y el mediador que te ayudará en la tramitación del siniestro.

Para terminar, hay que tener en cuenta que esta bonificación no se aplicará al total del precio de la póliza. Lo que pagamos por nuestro seguro se divide en tres partes, los impuestos, el Consorcio de Compensación de Seguros y las coberturas contratadas, es en esta última parte donde se aplica la bonificación o recargo.



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies